606 32 30 92 [email protected]
606 32 30 92 [email protected]

La Trashumancia por la Serranía de Cuenca

La Trashumancia se realiza desde hace cientos de años, aunque hoy en día es cada vez más difícil cruzarnos con pastores trashumantes. El sector ganadero va cayendo en picado: En Las Majadas, por ejemplo, han bajado en la última década de 9.000 a unas 1.500 ovejas. Los únicos pastores que siguen realizando esta actividad en la provincia de Cuenca son Gratiniano Usero de Las Majadas y los hermanos Cardo de Vega del Codorno. Recorren a pie con sus rebaños más de 400 km hacia los pastos invernales del Valle de Alcudia en Ciudad Real, y de La Carolina en Jaén. Necesitarán más de 20 días para lograr su objetivo.

Pero, ¿hasta cuándo? Es cada vez más complicado realizar esta actividad milenaria, sobre todo porque cada vez hay menos pastores.

Pastor trashumante con su rebaño
Pastor trashumante a pie con su caballo, seguido por un rebaño impresionante de ovejas y sus perros

En la provincia de Cuenca quedan todavía 686 vías pecuaria entre cañadas, cordeles, veredas, coladas,… En total suman unos 2.584 kilómetros, con 9.406 hectáreas de corredor ecológico.

La práctica de la trashumancia aporta mucho al Medio Ambiente. No tenemos que olvidar la función vital del ganado trashumante en el traslado y la dispersión de semillas. Según se calcula, cada día una oveja transporta a su paso unas 5.000 semillas y además abona el terreno con unos 3 kilos de estiércol durante los 20 o 25 kilómetros que recorre diariamente.

Además, el pastoreo itinerante se realiza dos veces al año (se vuelve en el mes de mayo, una vez esquiladas las ovejas), lo que significa que las miles de ovejas que van pastando a largo de cientos de kilómetros, dejan limpio el monte, lo que ayuda a prevenir los incendios forestales. 

En un libro que leí hace tiempo ponía que los pastores solían salir cada año el día 3 de Noviembre para iniciar su tradicional viaje hacia el sur. Siguen fiel a esa costumbre, ya que me crucé con este rebaño de unos 1.500 ovejas el 5 de Noviembre cerca de la población serrana de Huélamo. Estuvimos parados más de 5 minutos, todo un espectáculo. Fue la primera vez que me encontré un rebaño así de grande,…¡¡¡y espero que no sea la última!!!

Deja una respuesta